10 ene 2014

La Ciutat de les Arts i les Ciències de Valencia (CAC) se presupuestó por 331 millones de euros y nos ha costado casi 1.300. Ha cuadruplicado la inversión prevista. Grosso modo, l’Hemisfèric se valoró en 18 millones, nos costó 30; el Museu de la Ciència se valoró en 62, nos costó 142; L’Oceanogràfic se valoró en 29, nos costó 172; el Palau de les Arts se valoró en 109, nos costó 478, el Puente de l’Assud se valoró en 23, nos costó 63 y el Ágora –todavía sin acabar– se valoró en 41 y ya nos hemos pulido ya 90.

Mención aparte merece el Palau de les Arts Reina Sofía. La culminación del desastre y del desfase presupuestario. Se tuvieron que eliminar 200 butacas del auditorio porque… ¡no permitían ver el escenario! (¡Olé!). A los dos meses de la inauguración, la plataforma escénica se hundió arruinando la temporada operística. En 2007 se inundó a causa de las lluvias y de la falta de drenaje. Por último, el trencadís o mosaico que recubre la cubierta empezó a desprenderse por no haber previsto (dicen los expertos) la dilatación de los elementos a causa de las fluctuaciones en la temperatura; en este momento el 60% de las piezas están sueltas.

El coste de la reparación supone 3 millones de euros más que, si nadie no lo impide, saldrán de nuestros bolsillos.

¿Quién es el causante de este cúmulo de pifias, nos preguntamos?. Por un lado Santiago Calatrava, autor del proyecto, que ha cobrado por sus servicios en el complejo de la CAC 100 millones de euros. El arquitecto ha sido criticado abiertamente por la oposición en Corts Valencianes dado el desastre que supone su talento para la economía valenciana y a quien también ahora, parece ser, quiere denunciar en los tribunales la propia Generalitat.   Pero hay otros culpables que todos conocemos y que no van a dar la cara: políticos, grandes constructoras y financieros; estos sí que se ha puesto las botas. Calatrava, al fin y al cabo, es un creativo innovador, su obra no tiene referentes externos y muchos de sus proyectos se basan en el método ensayo y error y eso tiene siempre un coste añadido aunque, en el caso del Palau de les Arts, se ha pasado tres pueblos.

[top]
About the Author


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies