14 ene 2014

Que sí. Que no queda otra. Hay que pasar esta noche a la siguiente ronda de la Copa del Rey en el Calderón.

Admiro al Atleti. Muchas de mis amistades mesetarias son colchoneros. Lo prefieren antes que vivir la victoria segura de ese otro equipo de la Corte y Villa, el que va de blanco, plagado de estrellas millonarias. Una victoria colchonera vale por mil vikingas porque en la casa del pobre cuando hay sardina es día de fiesta. Por eso me gusta ver jugar al Atlético de Madrid.

Esta noche deseo que gane el mejor y que éste sea quien más lo necesita y quien más va a hacer disfrutar a los suyos, el Valencia CF.

Tuiteando con colchonero

Tuiteando con colchonero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Madrid esperan la vistoria con la soberbia de siempre. El ejemplo de estos twitts de hace un rato donde recriminé a un señor que insultara al valencianismo deportivo es solo una muestra del ambiente que reina en la capital de las españas cuando algo se les puede ir de las manos.

Que califiquen a los seguidores/jugadores del equipo contrario porcinamente es desagradable. Muy desagradable. Después se extrañan en Madrid de que se les acuse de maltratar al resto de las españas. Mucho deberán de aprender si queremos que el país tire adelante y que desaparezcan las diferencias entre los ciudadanos de esta nación de naciones que llamamos España, aunque hoy no hablemos de política, sino de fútbol.

Me gusta el fútbol británico porque en esencia se trata de dos equipos con once caballeros de honor cada uno defendiendo limpiamente sus colores en el terreno de juego. Tras el partido, sea el resultado que sea, ambos equipos pueden coincidir en el pub, charlar, tomar unas pintas y echar una partida de dardos. Sin embargo, a algunos les gusta más esa otra característica del balompié inglés que conocemos con el anglicismo de hooliganismo y que puede acabar, tras los primeros insultos, con algún hueso roto (o peor) en urgencias hospitalarias.

El Valencia a penas si tiene hooligans. La mayoría se autodisolvieron con la desaparición de los Yomus. Los hinchas del Valencia, quienes defiendes sus colores se autoproclaman contrarios a la violencia y están en la Curva Nord Mario Alberto Kempes. Una gran diferencia con el elemento con quien intercambié twitts esta mañana.

Por eso que gane el mejor. Que gane el Valencia CF. Amunt València!

 

[top]
About the Author


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies