16 may 2012

Jordi Sebastià, alcalde nacionalista de Burjassot, no ha tenido otra que convocar un pleno extraordinario en el Hospital 9 de Octubre donde se encuentra ingresada la concejala Olga Camps después de dar a luz a su segunda hija, Alícia. El pleno “extraordinario” de verdad no tiene otro objetivo que aprobar una solicitud de crédito ICO (Instituto de Crédito Oficial) de 4,8 millones de euros para pagar deudas a los proveedores. La edil rompió aguas en el mismo consistorio el día anterior cuando estaba previsto tratar el asunto en el orden del día del pleno y tuvo que ser trasladada de urgencia. Sin ella el tripartito que gobierna esta localidad se quedaba en minoría ante la oposición del PP.

La solución ingeniosa, aunque también rocambolesca, ha obligado el traslado de toda la parafernalia que acompaña un pleno (desde las banderas, la constitución, la foto del Rey, etc.) al salón de actos del 9 de Octubre. Al final todos contentos. En Burjassot ya no se conforman con que los bebés vengan con un pan debajo del brazo, ahora también piden créditos oficiales.

Enhorabuena a la feliz madre, a la hermosa niña, al hospital por su colaboración y a los vecinos que han visto como su pueblo era noticia en todos los telediarios.

[top]
About the Author


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies