16 jul 2012
Nos decían que estaban a nuestro servicio. Nos vendieron pisos carísimos a base de créditos baratos. Añadían el coche de lujo, los muebles y el viaje a Punta Cana. Ofrecieron acciones preferentes con forma de plazo fijo y cuando la burbuja estalló pudimos verles al final su verdadero rostro.

Las cajas viven sus últimos días. Aquellas entidades que nacían para fomentar el ahorro y ayudar a los necesitados a empeñar sus joyas en el monte de piedad serán parte de la historia pronto y es ahora cuando les vemos la jeta verdadera una vez consumado el atraco a la sociedad que decían servir.

Han robado todo lo que han podido y más al pueblo y los políticos que llevaban sus consejos de administración son cómplices del mayor expolio que se haya realizado a las familias españolas nunca y todavía se escudan en la legalidad de sus decisiones avaladas por directivos en connivencia con los partidos políticos. Bancos y políticos, la lacra social que han arruinado una economía de Champions League y condenado al pueblo a ser vilipendiado con un rescate a medias que pronto será total.

Y todavía tienen la desfachatez de pedir perdón por la mala gestión (Novacaixagalicia) para no devolver lo usurpado al final del cuento. Todavía justifican sus dietas (300.000 euros al año en el caso de Modesto Crespo, ex CAM) y pensiones blindadas en que era lo establecido en la norma general de obligado cumplimiento. Aun no se han dado cuenta de que el sueño económico llegó a su fin con la crisis, seguros tras un ejército de abogados sumisos al imperio del dinero que evitarán que esta casta de privilegiados pase el resto de sus días tras los barrotes porque el sistema sigue siendo tan corrupto como en los días de bonanza.

Bancaixa, Cam, Caixa Catalunya, Caixa Galicia,… Los más de cuarenta ladrones de un Ali Babá con forma de hucha.

Novacaixa Galicia

Novacaixagalicia

 

[top]
About the Author


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies