26 nov 2013

En esta ocasión no ha sido la lotería. Carlos Fabra, por su impecable gestión como mandamás de Castellón, ha sido premiado por el juzgado con cuatro años de cárcel y deberá de pagar una multa de 1,3 millones de euros por defraudar a Hacienda. Lamentablemente, aunque también tenía números de tráfico de influencias y cohecho, el bombo no ha sido tan generoso con él y no le ha caído ni la pedrea lo que motivó murmullos y comentarios entre los asistentes al sorteo, sobretodo desde Twitter donde #CasoFabra fue trending topic.

La primera reacción del exlíder supremo de Castellón ha sido decirle al banco que no pague ya la cuota y darse de baja del partido que le aupó hasta lo más alto del norte valenciano y no precisamente al Penyagolosa. Desde ahora Castellón tiene no solo un aeropuerto sin aviones sino también un partido popular sin corrupto. Enhorabuena a los premiados.

[top]
About the Author


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies